BOND, JAMES BOND

Me gusta ir al cine, me gusta cuando se apagan las luces y la sala se queda en silencio, con el permiso de los devoradores de palomitas, claro. Y si encima la película es buena ya ni te cuento. La de este sábado no era ni tan siquiera pasable. Fuimos a ver Quantum of solace. Que se debería traducir por cuanta pesadez, cuanta vulgaridad, cuanta incompetencia, que rematadamente malos que son todos, actores incluidos. ¿Quién habrá sido tan osado para firmar ese guión inexistente, esa dirección tan incompetente y ese montaje absolutamente surrealista, dicho esto en el peor de los sentidos?

No entiendo cómo se atreven, esos productores, a cargarse un producto tan rentable. Señores responsables de ese engendro de película: James Bond no existe sin los ítems que lo definen y lo diferencian. No existe sin Q, sin Monipeni, sin los martinis, sin 007, sin la fina ironía británica y sobre todo no existe sin: Bond, James Bond.

Bond es un tópico que funcionaba a las mil maravillas. Estos barbaros lo han convertido en un asesino paranoico, un killer vengativo y hierático desprovisto de personalidad que se podría llamar Bond o  de cualquier otra manera.

 

 bond

Fotos: www.fotolog.com/leocoyote1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s