EN LO MÁS CRUDO…

“En lo más crudo del crudo invierno”, es una excelente película de Kenneth Branagh. Está filmada en blanco y negro y nos cuenta los avatares de un grupo de actores semi-profesionales que se desplazan a un pueblo ingles llamado Hope (Esperanza), que siempre es un nombre interesante, para ensayar en una iglesia, el Hamlet de Shakespeare durante tres semanas. Los actores son todos desconocidos, igual que en la ficción, excepto la siempre esplendorosa Joan Collins que hace el papel de una estrafalaria agente de actores llamada Margaretta D’Arcy. Ni que decir tiene que la película es un autentico placer para la vista y el oído pero, su titulo, me ha venido a la cabeza todos estos días como la perfecta descripción de lo que está pasando en el mundo. ¡Qué hay que ver la que esta cayendo!

A veces creemos que nuestras vidas están a salvo de ciertos infortunios pero en los momentos de crisis aguda, como es esta, nos devuelven a una cierta realidad que es capaz de enfrentarnos a los macarrones sin marca de improviso, sin capacidad para reaccionar ni para improvisar una salida, y habrá que esperar siempre lo mejor en cualquier situación pero, de momento, estamos en lo más crudo del crudo invierno.

He escuchado que Alan Greespan, sin duda uno de los culpables de todo este lio con su tenaz manía de licuar los mercados abaratando el precio del dinero constantemente, se ha adherido a las tesis de Paul Krugman, reciente premio Nobel, apoyando la idea de nacionalizar los bancos que estén en dificultades en lugar de inyectarle dinero en sus pozos “tóxicos” sin fondo. ¡Quien lo ha visto y quién lo ve! El apóstol del liberalismo absoluto volviéndose Keynesiano, de golpe.

El presidente Obama ha decidido ayudar a los pobres hipotecados a pagar sus deudas para que no pierdan sus viviendas. Yo creo que tendríamos que haber empezado por ahí, ayudando al más débil pero… nunca es tarde.

Hace unos meses Josep Stiglitz, el economista y premio Nobel, dijo que había visto caer dos muros: El de Berlín, el final de una gran mentira, y el wall (muro) de Wall Streep, otra mentira… quizás un conjunto de muchas mentiras. El profesor Sala Martín le contestó, en un artículo, llamándole idiota, pero Stiglitz creo que tenía razón. No está mal que se nos vayan cayendo los muros que nublan nuestra vista.

En el fragor de la batalla, y si vas escuchando las opiniones de unos y otros, llega un momento en el que te parece que esto es un problema de ideas, es decir: Que abandonamos a Adam Smith y abrazamos a Maynard Keynes, que odiamos a los neocons y nos gustan los socialdemócratas y en estas disquisiciones nos olvidamos que, de lo que realmente estamos hablando, es de sinvergüenzas, golfos, incompetentes, avariciosos y usureros.

 branagh

 

Fotos: www.fotolog.com/leocoyote1

Anuncios

Una respuesta a “EN LO MÁS CRUDO…

  1. En lo más crudo del invierno crudo, andamos todos en pelota picada.
    Cuanta razón tienes, amigo Leo, y es que leerte es una gozada.
    Entre neocons y chorizos no hay distancia, que no es el olvido, sino la constatación, de que estamos rodeados de malaje y tentetieso.
    ¡Que san Durruti nos asista y que la espada flamígera anticorruptos, espías y escopeteros realice su labor de repartir mandobles por doquier, a diestros y siniestros..
    Salud, hermano.
    ¡Y coño; que frio hace en lo mas crudo del invierno crudo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s