FIN

Esto se acabó. Los campamentos se van a sus casas, como no podía ser de otra manera, bueno, o al menos esa es la impresión que yo tengo por la ausencia de noticias sobre mis queridos indignados. La maquina política y mediática de LA CASTA (nuestros privilegiados políticos), han absorbido todo rastro de noticias y están rematando un movimiento que les ha arañado y hubiera podido herirlos si hubiera tenido el apoyo de todos los que en los sofás de nuestras casas, nos repetimos una y mil veces que la razón está de su parte, que no podemos continuar con tantos golfos en el poder y que la justicia y la política no se pueden seguir besado en la boca con tanto descaro.

Ahora que estamos contemplando el resto del naufragio; solo me cabe una pregunta: ¿Dónde están los sindicatos? ¿A quién defiendes esos individuos? ¿Qué papel van a representar en los próximos meses? Ya que el defender los intereses de los trabajadores, NO.

Otra de las cosas que me gustaría comentar es la forma pueril, aunque quizás haya sido eficaz, de destrozar el bien articulado discurso de Stéphane Hessel en su libro ¡Indignaos!, tachándolo de antisemita. Claro que aquí, los medios de comunicación fascistas, también han intentado el descredito llamando perroflautas y porreros a los acampados, para situarlos en una posición ridícula y de esa manera obviar su mensaje. Parecen pequeñas cosas, y lo son, con lo cual quizás la realidad es que el movimiento y su espíritu es posible que perviva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s