TÍTULOS

Es difícil ir al cine y salir con la sensación de haber visto una película extraordinaria. Pues me ha pasado, creo que he visto una pequeña obra de arte. Es un film francés que se llama: Les petits mouchiors; aquí la han titulado: Pequeñas mentiras sin importancia. Un grupo de amigos se van de vacaciones a un pueblo de la costa y arrastran con ellos sus vidas, nada perfectas, como las de todo el mundo, y cada uno teje su propia red de mentirijillas para resultar “normales” y triunfadores a ojos del resto del grupo. Una historia coral, divertida y trágica acompañada de la mejor música que se podía escoger, que engancha desde el primer minuto. Al título: Pequeñas mentiras, traducción literal del original francés, que a mí me parece perfecto, alguien, que probablemente se cree listísimo, le ha añadido la coletilla: sin importancia, que desmejora notablemente el original que, en este caso, sería la síntesis perfecta de lo que pasa en la pantalla. Ando yo muy mosqueado con el tema de los títulos, la verdad.

Por otra parte la semana ha sido bastante desagradable y no me resisto a comentar los recientes y lamentables sucesos que se han producido con el movimiento 15-M. Antes de nada tengo que decir que no me gusta la violencia en absoluto y mucho menos cuano se produce contra representantes legales del pueblo, por poco que estos nos gusten. Ahora bien, que por los desmanes de cuatro sinvergüenzas que desde luego no representan al movimiento de los INDIGNADOS y, para que nos vamos a engañar, todo lo que pasó en el Parc de la Ciutadella huele muy mal y no quiero entrar en peregrinas teorías conspiratorias que creo bastante improbables. Pero claro, hay que ver lo inmensamente feliz que estaba el señor Puig, cuando por todas partes le aplaudían y le dejaban manos libres para utilizar la fuerza y cargarse un movimiento que les es muy incomodo. El señor Mas, chulesco presidente de la Generalitat de Catalunya, salió amenazante hablando de líneas rojas que se habían atravesado y de las medidas que tomarían y… lo que ese tipo no dice es que medidas tenemos que tomar los ciudadanos cuando gente como él cruzan mares de líneas rojas: cerrando quirófanos, entregando ingentes cantidades de dinero a los banqueros…

Lo que más me indigna es que los de LA CASTA, ya han puesto a sus plumillas a sueldo a trabajar paraque, desde posiciones teóricamente progresistas, cargarse el movimiento social más importante de los últimos años. En general, este linchamiento mediático, es bastante sutil aunque el caso de TeleMadrid es tan zafio que deja en evidencia al tipo de gente que trabaja en ese medio. Han utilizado imágenes de las revueltas griegas para criticar el alto grado de violencia de los indignados de Barcelona. Me da la sensación de que, al ciudadano medio, o sea a todos nosotros, no están tomando por tontos. Ahora sí que me he quedado seco de ideas y no sé qué título ponerle a toda esta caterva de sinvergüenzas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s